En México la educación es desigual. Insuficiente y difícil de medir.

Y ante el Covid-19 el futuro de la educación en el país es incierto; ya que el gobierno prefiere invertir en proyectos como la construcción de una refinería para la producción de combustible –-que cada día tiene menos demanda- y un tren que acabara con la vida de miles de especies.

La salud y la educación son temas que pasan a segundo término, resumiéndose solo en simples cifras.

You may also like

Back to Top